Garantizar a los ciudadanos el acceso a la información pública y promover la cultura de la transparencia y rendición de cuentas.




Ser un Instituto que goce de credibilidad y confianza de la sociedad hacia el interior y exterior del Estado.





Lograr una cultura de transparencia y acceso a la información pública gubernamental que permita a la sociedad hacer uso del Instituto como un órgano garante de ese derecho.